Trabajar y Vivir en Francia

Muchos de nosotros hemos decidido alguna vez tomarnos un año sabático, o hemos querido emprender la aventura de buscar trabajo una temporada en el extranjero para conocer otro país. Trabajar y vivir en Francia puede ser un magnifico destino para disfrutar de otras culturas, o incluso plantearse establecerse por un largo periodo de tiempo.

Pero claro, antes de dar el paso es necesario informarse sobre todos los aspectos fundamentales para que nuestra aventura tenga los menores riesgos o no haya sorpresas de última hora. Para eso hemos reunido la mejor información que debes conocer previamente.

Trabajar en francia paris

Comienza tu futuro para Trabajar y Vivir en Frencia

Francia es un país acogedor, diverso y moderno que ofrece sus encantos a todo el que pisa su suelo. Es mundialmente conocida su gastronomía, su historia, la capital (París), llena de monumentos, de impresionantes edificios, de barrios cargados de encanto… Otras ciudades tan culturales y antiguas como Burdeos, los extensos territorios vinícolas de la Borgoña, la Alsacia, la Champagne, los castillos del Loira, las ciudades costeras y una larga lista de lugares que no puedes perderte.

Si nuestro objetivo es trabajar en Francia, conviene partir con una base de francés, pero con una base de inglés también podremos defendernos. Debemos contar con un alojamiento, estar dispuesto a buscar trabajo o llegar ya con uno desde España.

Además, lo ideal es tener muy claro qué organismos nos van a ayudar a buscar trabajo en Francia, llevar todos los documentos necesarios, ya traducidos. Debemos tener una idea de cómo viviremos en Francia (si queremos vivir de alquiler, en una residencia, habitación, etc.)

Trabajar en Francia

Los ciudadanos de la Unión Europea gozan de libre circulación, podremos trabajar o vivir en Francia sin ser necesario ningún formalismo durante los 3 primeros meses. Solamente se necesitaremos el DNI o pasaporte.

alpes franceses
Alpes Franceses

Una vez pasados los 3 primeros meses es obligatorio solicitar la tarjeta de residencia. Aunque no es imprescindible para trabajar, una vez encontrado el empleo, hay que acudir a la prefectura de policía que nos corresponda para solicitar una. Junto con esta se aportará el contrato de trabajo/beca y el justificante de nuestra dirección en territorio francés.

Salario Mínimo en Francia

El salario mínimo en Francia, o llamado SMIC (salaire mínimum de croissance) subió un 2,2% a partir del 1 de octubre de 2021 hasta los 10,48 € brutos/hora, situándose en 1.589,47 € brutos mensuales. Es muy recomendable contar con el currículum traducido y con una información previa sobre los organismos que van a ayudarnos a buscar trabajo en Francia.

Los autónomos que estén dados de alta legalmente en España, pueden trabajar hasta dos años en territorio francés sin necesidad de ningún permiso. En cuanto a la cobertura de la seguridad social, durante ese periodo será la seguridad social española la que se encarga de la cobertura sanitaria, gracias a la tarjeta sanitaria europea para trabajadores desplazados.

Alojamiento para Trabajar en Francia

Para vivir en Francia hay que saber que en las grandes ciudades como París, Lille, Burdeos o Marsella, encontrar un alojamiento para alquilar es complicado. Incluso, alquilar un estudio puede ser bastante costoso. En cualquier ciudad piden tu dossier de inquilino (dossier de locataire), y es aconsejable llevarlo ya todo preparado porque nos pedirán documentos como: DNI, contrato de trabajo, o convenio de beca, 3 últimas nóminas, quittance de loyer, o justificante de pago del alquiler de los últimos 4 meses, aval, de algún pariente o amigo francés, fianza, y Rib del banco francés.

Trabajar en Francia

Naturalmente será necesario traducir de forma jurada los papeles y tener la suerte de que nos quieran alquilar, ya que suele haber bastante demanda. Lo ideal es empezar a mirar cómo está el tema del alojamiento ya meses antes de partir.

También existe la opción de buscar una habitación (es aconsejable conocer a alguien de antemano), de compartir piso (con la llamada collocation suelen haber agencias que te ayudan). También, si lo prefieres, puedes vivir de manera muy económica en casa de alguna persona mayor a cambio de acompañarla y ayudarla en tareas domésticas. Aunque la mejor opción es contar con una agencia para trabajar en el extranjero que te ayude con todo lo necesario.

Impuestos en Francia

El más conocido y de uso cotidiano es el IVA, que en Francia se llama TVA, que es el Impuesto sobre el Valor Añadido (Taxe sur la Valeur Ajoutée). En cualquier transacción comerciales con alguna empresa francesa, se ha de estar al día con este impuesto y declararlo.

Repasamos los 4 tipos de IVA en Francia.

  • Comenzamos con el IVA normal (20%) que se aplica a la gran mayoría de productos o servicios.
  • El IVA reducido del 10% que se aplica a:
    • Entradas de museos.
    • Zoológicos
    • Atracciones
    • Transporte de pasajeros.
    • Productos agrícolas.
    • Algunas obras de mejora de la vivienda.
  • El IVA reducido del 5.5 % que cubre:
    • La mayoría de los productos de alimentación.
    • Productos de higiene femenina.
    • Entradas a espectáculos de cine y en directos.
    • Suministro para comedores escolares.
    • Fuentes de energía renovable, etc.
  • Y por último el IVA especial del 2,1% se aplica a los medicamentos reembolsables por la seguridad social, al canon televisivo, etc.

Francia tiene una de las tasas impositivas más altas de la Unión Europea. Si resides en el país, existe la obligación de declarar las cuentas bancarias que poseas en el extranjero. Otros impuestos obligatorios en Francia son:

  • El impuesto sobre la renta.
  • Las cotizaciones a la Seguridad Social.
  • Y el impuesto sobre el capital.

Fuentes consultadas:
https://www.service-public.fr/particuliers/vosdroits/F2300
https://www.interieur.gouv.fr/
https://es.wikipedia.org/wiki/Sistema_tributario_franc%C3%A9s