The little museum of dublin (El Pequeño Museo de Dublín)

The Little Museum of Dublin es un museo que cuenta la historia del último siglo de Dublín a través de los recuerdos, fotografías y objetos donados por los habitantes de la ciudad. Este excéntrico museo, reflejo del carácter de los dublineses, muestra una impresionante colección, que está distribuida por las habitaciones de una bonita casa Georgina.

Entre la colección de pequeño museo de Dublín

En su exposición podrás encontrar un atril que fue utilizado por JFK en 1963 cuando visitó Irlanda y una copia original de la fatídica carta entregada a los enviados irlandeses a las negociaciones del tratado de 1921, cuyas instrucciones contradictorias fueron en el corazón de la división que resultó en la Guerra Civil.

El Tour por el Museo

Sí, el museo solo se puede visitar mediante un tour, por una ruta específica. Comienza por un salón tradicional que conmemora los inicios del Siglo XX, con conversaciones sobre viviendas y el levantamiento de 1916. Luego continúas por la sección de historia moderna, que está llena de recuerdos (incluida una carta de Samuel Beckett al niño que vivió en la casa de su infancia). Para finalizar el recorrido, vas a encontrar la sala U2, que es la recreación de una oficina de Irisb Times de la primera mitad del siglo XX.

Edificio pequeño museo de Dublín

Su exposición temporal

En su planta baja alberga las exposiciones temporales, que rotan 4 veces al año. Suele albergar exposiciones alternativas y cargadas de mensajes de lucha social, como la celebrada hace algún tiempo que era una exposición de “Radicales de la moda de Irlanda”, una mirada a los atrevidos diseñadores de los 50 y que destacaba a las mujeres pioneras. De hecho, el museo tiene una gran carga feminista, incluso puedes realizar un recorrido histórico por la historia feminista de Irlanda los miércoles por la mañana.

No te vayas sin pasar por el café Hatch & Sons

Los visitantes del museo obtienen un descuento del 10 por ciento en Hatch & Sons, el pequeño café del sótano, aunque no está oficialmente afiliado al museo. Sin embargo, es uno de los mejores lugares de la ciudad para conseguir un blaa , un suave panecillo de pan blanco de Waterford relleno de queso de cabra, tubérculos asados ​​y salsa de remolacha.

trabajar en Irlanda
Trabajar en Irlanda

Deja un comentario