Fortaleza de Akershus

La increíble Fortaleza de Akershus data de la década de 1.290, no se conoce el año exacto, la primera vez que se nombra la fortaleza en un documento escrito es del año 1.300 durante el reinado de Haakon V de Noruega. Está localizada en un enclave estratégico junto al mar y ha sido escenario de múltiples batallas “Quién domine la fortaleza domina Noruega”

Qué ver en la Fortaleza Akershus

La principal atracción de la fortaleza es su castillo. Quizás viendo su exterior humilde no te parezca excesivamente impresionante, pero su interior te sorprenderá por su decoración cuidad y muy bien conservada.

En su interior tendrás la oportunidad de pasear por sus enormes salones cargados de historia, que albergaban grandes banquetes de reyes noruegos. Pasear por sus mazmorras y por los pasillos del castillo te trasladan directamente a la edad media.

Turismo en Oslo Noruega

Los museos de la Fortaleza

La fortaleza alberga dos museos en sus instalaciones:

  • Museo de la defensa: vas a poder encontrar la historia militar de Noruega, desde los vikingos hasta la actualidad.
  • Museo de la Resistencia: imprescindible conocer la historia de la Resistencia Noruega durante la ocupación nazi.

Su Historia

La Fortaleza de Akershus ha sido testigo desde la edad media del paso de la historia Noruega. Vamos a repasar los hechos más importantes que han acontecido desde su construcción.

La Edad Media desde 1.290 hasta 1.1527

Como hemos comentado anteriormente, la primera vez que se nombra a la fortaleza en un documento escrito es en el año 1.300, durante el reinado de Haakon V de Noruega.

Ya en 1.308 la fortaleza se enfrentó a su primer asedio del conde sueco Erik Magnusson de Södermanland junto con algunos nobles noruegos. Este sitio fue levantado después de la victoria del ejército campesino noruego en la batalla de Oslo de 1.308.

Durante la década de 1330, los nobles noruegos se sublevaron contra la unión personal entre Suecia y Noruega. Estos nobles controlaron la fortaleza por algunos periodos.

Durante las décadas de 1360 y 1370 el rey Haakon VI vivió en el castillo y ordenó obras de gran envergadura en la fortificación.

En 1502, cuando Noruega era gobernada por el rey de Dinamarca, Akershus fue tomada por el noble noruego Knut Alvsson, quien también ocupó la fortaleza de Tønsberghus y depuso al gobernador danés Peder Griis. 

 Ese mismo año la fortaleza de Akershus fue atacada por mercenarios escoceses al servicio del rey de Dinamarca. Ese asedio fracasó, pero después de reclutar una tercera parte de la población masculina del sur de Østlandet, el rey intentó recuperar el control de Akershus. Durante las negociaciones de paz murió Knut Alvsson, asesinado por soldados del rey. De esa manera pudo este último retomar la fortaleza.

Un nuevo sitio sucedió en 1523 por soldados suecos durante la guerra de liberación de Suecia dirigida por Gustavo Vasa contra los daneses.

Fortaleza Akershus

El Castillo Renacentista en la Fortaleza de Arkeshus

El castillo medieval sufrió graves daños, en especial en su interior, causado por una tormenta eléctrica en 1527. Esto causó que se encontrara en débiles circunstancias para enfrentarse al asedio que sufrió en 1531 y 1532 por parte del rey Cristián II, en un intento de recuperar el trono dano-noruego. En mayo de 1532 se levantó el asedio cuando llegaron refuerzos para los sitiados procedentes de Dinamarca y Lübeck. Tras ese último asedio se procedió a fortalecer Akershus, utilizando en parte material del antiguo monasterio de Hovedøya, que fue arrasado en el verano de 1532.

Durante el reinado de Cristián IV (1588-1648) el área de la fortaleza fue expandida sustancialmente. La política del monarca se basaba en la fuerza militar, y en 1593 inició una considerable ampliación de Akershus, en concordancia con la evolución de las técnicas militares, especialmente de la artillería. La remodelación se financió en parte a través de un impuesto anual extra en Østlandet y Agder, y en parte gracias a la mano de obra de los pobladores locales. En el trabajo participaron incluso mujeres transportando ladrillos. En 1604 quedó concluida la primera etapa constructiva: alrededor del castillo se levantaron nuevas murallas según el sistema italiano, con bastiones y terraplenes recubiertos de piedras. Otras adecuaciones arquitectónicas se realizaron entre 1616 y 1646.

Cristián IV quería que Oslo (que entonces ocupaba aún su emplazamiento medieval) estuviera más cerca de Akershus. Cuando la ciudad se incendió en 1624, el rey ordenó que la población se trasladara hasta la vecindad de las murallas de la fortaleza. La nueva ciudad recibió el nombre de Cristianía y fue una ciudad amurallada, con la fortaleza de Akershus como ciudadela.

La Fortaleza de Akershus desde 1653 a 1820

Con el Tratado de Brömsebro que puso fin a la Guerra de Torstenson (1643-1645), Dinamarca-Noruega cedió a Suecia las viejas provincias noruegas de Jämtland y Härjedalen, y con la Guerra Sueco-Danesa de 1657-1658, también Bohuslän. Esas pérdidas y el cambio en las fronteras hicieron que Akershus cobrara aún más importancia como una fortificación de defensa nacional. La fortaleza fue ampliada aún más, bajo la dirección del holandés Isaac van Geelkerck.

El complejo conservó sus funciones militares, pero comenzó a utilizarse también como lugar de proclamación de los reyes, lugar de sesiones del parlamento y como residencia de los monarcas. Con el tiempo las funciones de representación en el gobierno perdieron importancia, sobre todo porque Noruega perdió la mayor parte de sus instituciones nacionales en favor de Dinamarca con la proclamación de la monarquía absoluta en 1660.

Después del incendio de Cristianía en 1686 se derribaron las murallas de la ciudad. Al mismo tiempo, la fortaleza de Akershus se expandió a costa de los edificios circundantes.

Fortaleza Akershus

Sus últimos asedios

El 8 de marzo de 1716 fue atacada la fortaleza por primera vez después de haber sido agrandada. El rey Carlos XII de Suecia la atacó sorpresivamente con 10 000 hombres. En un ambiente de confusión, el comandante de la fortaleza, el coronel Jørgen Christopher von Klenow, reunió 3000 defensores y pudo resistir un largo asedio hasta que los suecos finalmente se retiraron. El malogrado asedio de la fortaleza de Akershus fue la causa del fracaso de la primera campaña de Noruega de Carlos XII, durante la Gran Guerra del Norte.

Como toda fortificación, con el avance tecnológico de la artillería Akershus se volvió obsoleta y hacia 1750 había perdido ya su relevancia militar. Después de que Noruega se uniera con Suecia bajo una misma monarquía en 1814, se desmantelaron gradualmente las instalaciones de la fortaleza y se derribaron parte de las murallas exteriores.

La restauración

os trabajos de restauración fueron de grandes proporciones y duraron desde finales del siglo XIX hasta 1960. El arquitecto Peter Blix diseñó los primeros esbozos de la restauración. La propuesta de Blix se apoyaba en las investigaciones históricas del profesor Gustav Storm. Entonces se desató un acalorado debate sobre los principios de la restauración (qué fases históricas debían conservarse y cómo) y el tamaño que debía tener la fortaleza restaurada. Uno de los que marcaron la pauta en el debate fue Harry Fett, historiador de arte y posterior director del patrimonio cultural noruego. Fett opinaba que todas las fases constructivas de la fortaleza merecían ser consideradas como objetos de conservación histórica y no solo las partes correspondientes a la Edad Media.

Los primeros años, la restauración fue encaminada a corregir los daños estructurales en muros, sótanos, pisos y tejados, es decir, obras que no eran tan evidentes para la población. En estas obras jugó un papel central el arquitecto Holger Sinding-Larsen entre 1905 y 1925. En 1929 Arnstein Arneberg fue el coordinador de las obras, junto a Gerhard Fischer, entre otros arquitectos. La restauración continuó hasta 1960, con un periodo de inactividad durante la Segunda Guerra Mundial (1940-1945). En 1960 el conservador Stephan Tschudi-Madsen recibió la responsabilidad de la fortaleza.