Holmenkollen

La instalación deportiva más visitada del mundo. Holmenkollen es el lugar de celebración de legendarias competiciones de esquí desde 1892. En la zona montañosa de Holmenkollen podrás disfrutar de:

  • La Rampa de salto de esquí Holmenkollbakken.
  • El museo de esquí.

El Trampolín de Holmenkollbakken

La primera competición de saltos de esquí en Holmenkollen fue en 1892 ante una multitud de unas 12.000 personas. La competición constaba de dos pruebas una de esquí de fondo de unos 18 km, y al día siguiente los esquiadores debían realizar un salto de 21,5 metros. Solo los mejores eran capaz de realizar las dos pruebas con éxito.

En este humilde comienzo, el trampolín de salto era una colina con una pista fabricada a partir de ramas y nieve. En las primeras décadas del siglo XX, a medida que el esquí se iba popularizando, en la zona de la rampa la que los esquiadores comienzan su descenso, se hacía más elevada con andamios de madera que permitían a los esquiadores saltar más lejos.

Gran evolución desde los juegos olímpicos de 1952

La pista sufrió una gran mejora a partir de los juegos olímpicos de 1952, celebrados en Oslo. Se creó una torre más alta que incluía un ascensor para los esquiadores. Además, se construyeron gradas para los espectadores por primera vez, y sitios especiales para jueces y para la familia real noruega. La competición de esquí de ese año a trajo a entre 120.000 y 150.000 espectadores, un récord que a día de hoy no se ha superado.

Cuando se restablecieron los Campeonatos Mundiales de 1966 y 1982, el salto de esquí ya tenía el perfil característico que ha hecho de Holmenkollen un punto de referencia. Las esquiadoras comenzaban a tener acceso al salto de esquí, pero todavía no se les permitía competir. En 1974, Anita Wold fue la primera mujer en saltar en Holmenkollen, realizando la apertura del festival de ese año.

El nuevo Holmenkollen

Como parte de los preparativos del Campeonato Mundial de 2011, se lanzó un concurso para encontrar el mejor diseño para crear el salto de esquí. JDS Architects ganó el concurso con un diseño moderno que conseguía mantener el perfil característico de Holmenkollen a la vez que aseguraba su estatus como punto de referencia. El nuevo diseño presenta dos «brazos» a ambos lados del salto que protege a los esquiadores del viento y proporciona más espacio para las cabinas de los jueces y sitios para la familia real.

El nuevo Holmenkollen es el resultado de las varias extensiones que se han hecho a lo largo de los años que han ayudado al desarrollo de este deporte desde sus inicios pioneros en 1892 con saltos de 20 metros hasta los 140 metros que pueden alcanzar los esquiadores hoy en día.

Capilla de Holmenkollen
Capilla de Holmenkollen

El Museo de Esquí de Holmenkollen

El museo del esquí de Holmenkollen, ubicado debajo del famoso salto de esquí, inaugurado en 1923 es el museo más antiguo del mundo, de este tipo de museos. El museo presenta más de 4.000 años de historia del esquí, comenzando con grabados rupestres que datan de la Edad de Piedra. También muestra esquiadores y esquís de la época vikinga. Además, muestra el equipo utilizado en las expediciones polares de Fridtjof Nansen y Roald Amundsen. También puedes encontrar una exposición sobre snowboard y esquí moderno.

El precursor del museo fue el arquitecto Hjalmar Welhaven, su colección privada formó la base de los esquís antiguos e históricos que se exhiben en el museo. La plataforma de observación en la parte superior de la torre de salto ofrece vistas panorámicas de Oslo. ¿La mejor vista de la ciudad? apostamos que sí.

También podrás disfrutar de cafeterías y tienda de souvenirs.

Te Puede Interesar