Qué Ver en MALTA: Visitas que no te puedes perder

Por si no conoces bien Malta (a no ser que tengas unos años y seas seguidor de la selección española de fútbol) te vamos a dar algunos datos para que conozcas esta isla (más bien un archipiélago) lleno de historia y destino turístico por excelencia. El archipiélago está formado por las islas de Malta, Gozo y Comino. También lo componen otros islotes como el de Filfla, Cominotto y las islas de San Pablo.

qué ver en malta

Malta en el Mapa

Durante tu tiempo libre en la estancia en Malta vas a poder realizar infinidad de visitas turísticas y actividades, ya que muchas puedes hacerlas en el mismo día y en la isla existen tours con guías si quieres conocer al detalle cada uno de los rincones de este maravilloso archipiélago. Aquí te presentamos un listado de los mejores lugares que debes visitar si vas a Malta.

1. La Valeta, capital de MALTA

La Valeta (La Valette) es la capital de Malta, un lugar muy especial que no te puedes perder. Su historia nos lleva hasta el medievo en el que la isla tras haber sufrido diferentes invasiones y colonizaciones regresa a la dominación cristiana y la nobleza italiana (principalmente siciliana) crea la llamada Orden de los Caballeros Hospitalarios, luego conocida como La Orden de Malta.

Los caballeros bajo las órdenes del Gran Maestre Jean Parisot de la Valette (en cuyo honor se dio nombre a la capital maltesa que aún perdura) defendieron la isla hacia 1565 en el llamado Sitio de Malta. Tras la derrota en la batalla de Lepanto, se construyó una fortificación en esta ciudad para protegerla de futuras invasiones musulmanas y otras ocupaciones.

La Valeta es una ciudad repleta de historia, por lo que podrás visitar infinidad de monumentos, edificios y museos. Estos son algunos de los lugares más visitados de la capital de Malta:

  • Palacio del Gran Maestre: Actualmente es el edificio de la Presidencia de la República de Malta. Lo primero que podrás ver es el cambio de guardia que se realiza cada 25 minutos. Una vez dentro nuestra recomendación es ver la Sala del Trono y la Sala de Tapices con obras del arte del siglo XVII y la Armería. PRECIO ENTRADA: 10€.
  • Jardines Barrakka (Barrakka Gardens): Es de los pocos espacios verdes con los que cuenta La Valeta y donde podrás disfrutar de unas hermosas vistas. Se divide en Upper y Lower (jardines superior e inferior). Allí se encuentran los cañones del Saluting Battery que se disparan a diario a las 12 y a las 16 horas. También te recomendamos visitar el complejo de túneles y los War rooms que tuvieron un importante papel en muchas de las estrategias militares de la Segunda Guerra Mundial.
  • Fuerte de San Telmo: Es un símbolo de la resistencia maltesa, fundamental en el Sitio de Malta hacia 1565 frente a la invasión otomana y posteriormente en la Segunda Guerra Mundial soportó los bombardeos de Italia y Alemania, por lo que Malta recibió la Cruz de San Jorge. Allí se encuentra el Museo de la Guerra. PRECIO ENTRADA: 10€.
  • Concatedral de San Juan: Este edificio del arte barroco era antiguamente la iglesia de los Caballeros de la Orden de San Juan, de ahí su riqueza e importancia. Si te gusta el arte vas a poder contemplar importantes obras de Caravaggio como «La Decapitación de San Juan Bautista». PRECIO ENTRADA: 10€.
  • La Valette Waterfront: Se trata de un paseo en la zona del puerto donde hay restaurantes, bares y espacios de ocio. Desde allí las vistas son impresionantes. Un lugar para estirar las piernas, descansar y reponer fuerzas.
  • Zoco de La Valeta: Seguimos de ocio y compras por este mercado cubierto que data del siglo XIX, con varias reformas después de los daños sufridos en la Segunda Guerra Mundial. Es un excelente lugar donde picar platillos de la gastronomía internacional y, especialmente para conocer la cocina maltesa.

2. Gozo

La Isla de Gozo es una de las visitas más habituales en Malta no solo por sus playas. También cuenta con templos neolíticos y otros edificios históricos y es un lugar ideal para practicar el buceo.

  • Ventana Azul: Era uno de los lugares más simbólicos de la isla de Gozo. Se trata de un arco natural de piedra caliza en el mar que se derrumbó en 2017. Antes de este suceso fue escenario de películas y series como Juego de Tronos.
  • Templos megalíticos de Ggantija: Estos restos arqueológicos pertenecen al Neolítico y se cree que fueron eregidos para el culto a la diosa madre. Su nombre se relaciona con leyendas de gigantes, ya que se cree que contaba con grandes torres que fueron levantadas por criaturas enormes. Los templos son Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO desde 1980.
  • Ramla Bay: Es una playa de arena dorada o más bien rojiza y aguas azul turquesa. Una zona muy apreciada para practicar el buceo y para contemplar restos romanos. en este lugar se encuentra la cueva Calypso que según la leyenda es a la que hace referencia Homero en La Odisea.
  • Roca Fungus y la Laguna circular de Dwejra: Esta zona es un auténtico espectáculo al atardecer. La inmensa Roca Fungus de unos 60 metros de altura está ubicada a la entrada de la laguna.
  • Mġarr ix-Xini es una bahía también impresionante y digna de visitar ubicada en el pueblo de Xewkija. Allí por ejemplo, se rodó la película Frente al Mar (By The Sea) protagonizada por Angelina Jolie y Brad Pitt. Es otro de los lugares donde practicar buceo.

3. Comino (Malta)

Es otra de las islas que conforman el archipiélago de Malta y lugar de obligada visita. Destaca por sus paradisiacas playas y acantilados. Si estás una larga temporada en Malta seguro pasarás más de un día disfrutando en Comino.

  • Blue Lagoon o Laguna Azul: Se encuentra muy cerca del islote de Cominotto. Hay quien lo considera uno de los lugares más bellos de Malta. Solo puede llegarse en barco. sus aguas cristalinas invitan a bucear y hacer alguna ruta en embarcaciones. Seguro que te suena porque ha sido escenario de videoclips, series y películas.
  • Cominotto: Es uno de los islotes (Malta cuenta con 21 islas e islotes como éste) que puedes visitar. Allí Es un islote deshabitado y desde allí también se puede acceder a la Laguna Azul. Sus espectaculares calas, sus aguas y arena, su riqueza de especies lo hacen ideal para practicar submarinismo y disfrutar un día de sol y playa.

Más lugares que visitar en Malta

Fuerte Ricasoli

Su origen es de 1670 y ha sido empleado a lo largo de la historia hasta la Segunda Guerra Mundial y ha sido escenario de conocidas películas.

Acuario Nacional de Malta

Cuenta con más de 200 especies marinas.

Península de Sliema

Aquí podrás disfrutar de sus playas de roca y de unas vistas únicas de la ciudad de La Valeta.

Ciudades de Senglea, Vittoriosa y Cospicua

Repletas de fortificaciones y tesoros de los Caballeros de la Orden de Malta.

Hipogeo de Hal Saflieni

Si te va la arqueología concretamente la prehistoria y los restos megalíticos no te puedes perder este lugar que es considerado Patrimonio de la Humanidad.

Blue Grotto o Gruta Azul

Un sistema de cuevas marinas donde podrás hacer rutas en barca o practicar submarinismo.

La República de Malta, su historia

La República de Malta forma parte de la Unión Europea. Está ubicado en el centro del mar Mediterráneo, al sur de Italia. Su nombre que significa en griego antiguo (Melite) dulce como la miel se debe precisamente a que en la isla se producía una excelente miel. Sin embargo, los fenicios llamaron a la isla «refugio» (Maleth).

Además de destino turístico por su clima y excelentes playas, también es reconocido por contar con varios enclaves declarados Patrimonio Mundial de la UNESCO.

Malta viviría diversas invasiones y colonizaciones por su estratégica posición: musulmanes, nobles italianos, francesas y británicos. En su historia siempre recibió la ayuda y protección, aunque a veces también incursiones del que fuera Imperio español y de la llamada Liga Santa.

Aún así Malta viviría la ocupación francesa de Napoleón y el dominio británico desde 1814 quienes impusieron la lengua inglesa (frente al italiano que había sido lengua oficial desde hacia siglos). Los malteses que siempre se habían caracterizado por su resistencia y audacia se resistieron a esta imposición.

Pero no sería hasta después la Segunda Guerra Mundial en la que Malta tuvo un importante papel y por la que les sería concedida la Cruz de San Jorge que empezaría su camino hacia la independencia. Aunque con dominación británica de los puertos, transportes y parte del territorio, los malteses lograrían cierta soberanía en 1964 y el proceso terminaría en 1979 con a salida de los británicos que se negaron a pagar las tasas que exigía el gobierno maltés por su estadía el 31 de marzo de 1979 conocido como el Día de la Libertad.

Deja un comentario